News & Blog

LOS MAESTROS IMPORTAN

News & Blog

Una maestra canadiense, Maggie Mac Donnell, que enseña en un pueblito remoto de Canadá, donde había altos indices de embarazo adolescente, consumo de alcohol y drogas y una alta tasa de suicidios entre adolescentes varones, fue reconocida con el “Global Teacher Prize”.

Ella, docente formada en la Universidad y una maestría en salud física, diseñó una serie de talleres y cursos que lograron motivar y movilizar a sus estudiantes y creó un espacio de deportes que fue como el epicentro de la vida de sus alumnos.

Esto generó un cambio en la vida de la comunidad. “En tres ocasiones he tenido estudiantes que han venido a darme las gracias por haberles salvado la vida, habían pensado en suicidarse”, comentaba con emoción.

En diversas entrevistas esta docente marcaba dos puntos esenciales de sus proyectos para modificar la dolorosa situación social que se vivía en Salluit: había que ayudar a sus alumnos a descubrir sentidos vitales y autoestima.

Para lograrlo, su abordaje pedagógico, que  surgía siempre de la realidad en la que estaba, se centró en encontrar las fortalezas de la comunidad, “ver lo que tenemos”.

A partir de allí, construyó una red entre los alumnos y los vecinos para desarrollar un cúmulo de actividad de voluntariado que ayudara a solucionar problemas concretos en la comunidad y por otro lado la comunidad se insertaba entre los alumnos como por ejemplo cuando incorporó a una abuela “contadora de cuentos”.

Es un un ejemplo inspirador como lo fue Hanan Al Hroub, profesora de una escuela de Palestina que ganó el premio del año anterior.

En ese caso, ella trabajaba en una zona de conflicto y violencia y también desarrolló un proyecto pedagógico creativo y específico. Podría resumir su visión en algunos puntos que valen la pena señalar:

  1. La educación no se limita a enseñar contenidos, sino a ayudar a a los alumnos a relacionarse positivamente con los demás, y a aprender a vivir.
  2. Enseñar a manejar y transformar las emociones y los sentimientos como la ira, el miedo, la tristeza, la frustración, para así superar las dificultades.
  3. Poner especial atención en la formación de los docentes y que tengan verdadera vocación
  4. Los abordajes pedagógicos deben ser integrales y multidisciplinarios. Los directivos deben estar comprometidos y no ser meros administradores.

Cuando recibió el premio, Maggie Mac Donnell repitió varias veces “los maestros importan” y cuanta razón tiene.