News & Blog

¿Y la Inteligencia Emocional?

News & Blog

Ya sea por propia experiencia o la de personas cercanas, o bien a través de los medios de comunicación, todos conocemos los diversos problemas de conducta así como de incapacidad para interrelacionase positivamente, que se dan en las aulas y en la vida diaria de muchos adolescentes.

Es claro que, hoy, éstos deben hacer frente a una realidad de estímulos permanentes, a través de la publicidad consumista y los mensajes de la televisión, como así también, soportar el peso de un torrente de información que proviene del universo digital.

La velocidad a la que lleva vivir el mundo contemporáneo también es un reto al que se deben enfrentar las nuevas generaciones, que tienen menos tiempo para pasar con sus familias o de reflexionar tomando distancia de los problemas.

En el mundo de la educación, son conocidos los instrumentos para medir el coeficiente intelectual y la curricula educativa está centrada fundamentalmente en desarrollar los aspectos cognitivos de los estudiantes.

Sin embargo, la formación educativa, también debe darle a nuestros adolescentes, herramientas para poder vencer problemáticas que se agravaron en nuestro tiempo: desorden de ansiedad, falta de autoestima, de motivación, de capacidad para lidiar con las frustraciones, o los propios impulsos emocionales. Estas dificultades muchas veces los conducirán a la adicción, la depresión, o incluso, a la violencia.

Ayudar a que desarrollen la facultad de descubrir razones y sentidos valiosos por los que vivir, en medio del bombardeo de estímulos y la banalización de las relaciones interpersonales, sería parte de este proceso.

No podemos dejar de considerar que un aspecto fundamental de la formación educativa, es fortalecerlos en la virtud de la reflexión y el pensamiento crítico, como en que sean personas de criterio propio y conscientes que son únicos e irrepetibles. Ayudarlos, en definitiva, a ser dueños de sí mismos y a descubrir que son libres y responsables frente a la vida.

Este tipo de formación no es de raíz intelectual, sino básicamente existencial y experiencial. Con el nombre de “inteligencia emocional” se aborda un aspecto esencial de esta formación, aunque ésta es más amplia.

¿En la formación de los docentes, en las materias que se dan en los colegios, en las actividades extra curriculares, se está trabajando desde esta perspectiva?

Esta especie de “sabiduría vital” se transmite en las familias, pero la realidad es que en el mundo actual, se hace cada vez más difícil que esto se lleve adelante y por eso, es imprescindible que el sistema educativo se sume a esta tarea.

Silhouette, group of happy children playing on meadow, sunset, s

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *